Fiebre Viral

La fiebre no es mala, ni es una enfermedad en sí misma. Por el contrario, su función es activar el sistema inmunológico del cuerpo. El aumento de la temperatura corporal (por arriba del valor normal promedio que es de 37 grados) es parte de las defensas del organismo contra las infecciones. Lo que hay que hacer es prestarle atención, buscar las causas y aliviarla.

Las infecciones originan la mayoría de las fiebres, pero puede haber muchas otras causas. El resfriado común, tan habitual en invierno, afecta las vías aéreas superiores pero no suele dar fiebre; mientras que la gripe -otra infección viral de las vías respiratorias- sí produce fiebre alta, además de otros síntomas.